Llaman a proteger y dignificar una profesión más necesaria que nunca

michel-amado-carpio-fatima-aguilar-jose-morales-orozco-sj-macrina-paredes-viviana-cervantes-andrea-cardenas-y-cristian-david-rodriguez

•Organizadores y ganadores del Premio Jalisco de Periodismo demandaron mejores condiciones para quienes ejercen una profesión sumamente peligrosa en México e indispensable para el desarrollo de una democracia sana.
Posverdad. Esta fue la palabra del año para el diccionario Oxford, una decisión bastante representativa de lo que fue 2016. Significa, sin rodeos, “mentira”, aunque su significado oficial es: “circunstancias en que los hechos objetivos influyen menos para la gente que los llamamientos a la emoción y las creencias personales”.

El mundo del periodismo, escenario en el que no pocas empresas y profesionales han alimentado durante decenios ese neologismo con historias que apelan a las sensaciones y al escándalo y no al rigor, la precisión y la investigación, se detuvo a pensar este año cuál ha sido y cuál será su función dentro de las sociedades modernas, esto después de atestiguar como las opiniones sin fundamento y no los datos corroborados propiciaban el Brexit, el triunfo de Donald Trump o el fracaso del referéndum de paz en Colombia.

Los trabajos periodísticos que este 2016 recibieron el Premio Jalisco de Periodismo (PJP) en su vigésima primera edición tienen un común denominador: pretenden narrar historias que orienten a la sociedad, no que la distraigan o entretengan durante algunos minutos; buscan conmover, informar y alejarse de la posverdad.

Integrantes de la Asamblea del PJP coordinaron a los jurados de las categorías de Noticia, Reportaje, Entrevista, Fotoperiodismo y Estudiantes que, entre un total de 119 trabajos concursantes, eligieron aquellos que mejor explicaron un fragmento de la realidad social.

El premio a la categoría de Crónica fue declarado desierto.
Para potenciar sus palabras a favor de una profesión indispensable para cualquier democracia y en la que primen la ética y el profesionalismo dirigidos a servir a la sociedad, José Morales, SJ, rector del ITESO y presidente de la Asamblea del Premio, recurrió a unos párrafos del filósofo español Fernando Savater: “El periodista es un espía al servicio del ciudadano, y todos los ciudadanos son políticos. Para que todo ciudadano pueda ser político, en el sentido pleno del término, necesita información. El periodista es el bastón, el instrumento en el que el ciudadano se apoya para ejercer su deber, su función y su derecho como político. Por eso, el periodista debe ser leal a los hechos y a la crítica honrada”.

Después de condenar los asesinatos de periodistas en el ejercicio de su profesión, Morales subrayó que, ante los altos índices de violencia, corrupción e impunidad que experimenta el país, es indispensable que los medios apoyen en todo sentido a sus periodistas.
“Es necesario que cuenten con las condiciones para realizarlo (su trabajo) sin ser intimidados, amenazados o asesinados. Se requiere de medios de comunicación que reconozcan la dimensión social de la prensa, que consideren el servicio público que supone su trabajo y que brinden condiciones laborales adecuadas y dignas a sus periodistas”, expuso el Rector del ITESO.

Para abonar a estos objetivos y fortalecer la ética y los recursos de los periodistas, la mayor parte de las universidades jaliscienses que respaldan el PJP (UdeG, UAG, UP, Tecnológico de Monterrey campus Guadalajara, Univa y el ITESO), brindarán cursos gratuitos a los ganadores 2016 del galardón y en 2017 lanzarán el programa Prensa y Democracia (Prende), mediante el cual podrán dedicar un semestre a su formación y capacitación.

“Permítanles seguirse capacitando con licencia y goce de sueldo”, enfatizó el Rector, dirigiéndose a los directivos de las empresas periodísticas ahí reunidos.
Morales aprovechó la presencia de las autoridades de los principales medios del estado para lamentar que el Congreso de Jalisco no hubiera elegido al auditor superior del estado, lo que muestra un desprecio por el combate a la impunidad que se debe impulsar desde distintos frentes.

“Nunca se olviden de transmitir la verdad”

Macrina Paredes, originaria de Yurécuaro, Michoacán, quien durante 37 años se desempeñó en organizaciones de radio, televisión y prensa escrita, y cubrió por igual actos de corrupción, tráfico de animales, encubrimientos del gobierno federal en torno a las explosiones del 22 de abril en Guadalajara, afectaciones ambientales contra el Bosque La Primavera o el despojo de tierras en las costas de Jalisco a manos de consorcios turísticos extranjeros, aseguró que, sin ética, el periodismo es “veneno para la sociedad”.

José Morales Mrozco y Macrina Paredes

“La ética no es solo la piedra angular del ejercicio periodístico, debe ser el timón que lleve a nuestro México a mejores horizontes. La ética es la sangre de la justicia, la ética nos recuerda que la información es un derecho fundamental”, dijo Paredes, quien en el video que se proyectó antes de su alocución, recordó como su padre, también periodista, la inspiró a seguir ese camino, debido a que de pequeña fue testigo de “el bien que conseguía a través de sus escritos”.

“Luka Brajnovic, un estudioso de los códigos de ética, afirma que sin ética el periodismo no sería un servicio social, sino el peor veneno para una sociedad, al carecer de verdad, previsión, independencia, equidad e imparcialidad, humanidad y responsabilidad”, dijo Paredes.

A los jóvenes profesionales les hizo una sencilla sugerencia: “nunca se olviden de transmitir la verdad”. También aplaudió el hecho de que hoy haya más mujeres en este oficio, ya que cuando ella inició, a principios de los años setenta, más de 90 por ciento eran varones.

Paredes les transmitió un par de peticiones a los directivos de los medios: que alienten y financien a quienes deseen hacer periodismo de investigación, que es el que “va al fondo de las cosas”, y que les paguen dignamente a sus fotógrafos y reporteros, ya que en general, recordó, “los sueldos son infames. No se puede vivir con cuatro mil, cinco mil pesos al mes”.

Los premiados de cada categoría profesional se llevaron 70 mil pesos, mientras que el ganador en la estudiantil recibió 25 mil y a la ganadora del “Despertador Americano” se le asignaron 80 mil.

Al acto, celebrado este 15 de diciembre en el Auditorio Pedro Arrupe, SJ del campus ITESO, acudieron directivos de los medios y las universidades que auspician el galardón: El Informador, El Occidental, Grupo Radiorama, Megaradio, Promomedios de Occidente, Ocho TV, el Sistema Universitario de Radio, Televisión y Cinematografía de la UdeG, Televisa Guadalajara, Televisión Azteca, el Tecnológico de Monterrey, la Univa, la Univer, la Universidad Autónoma de Guadalajara, la UdeG, la Universidad Panamericana y el ITESO, institución que este año presidió el premio.

Ganadores del Premio Jalisco de Periodismo 2016:

Noticia: Fátima Aguilar, de MVS Jalisco.
Reportaje: Andrea Cárdenas, de El Informador.
Entrevista: Vivana Cervantes, de Ocho TV.
Crónica: Desierto.
Fotoperiodismo: Michel Amado, para el El Diario NTR.
Estudiantes: Cristian David Rodríguez, de la Licenciatura en Periodismo del Centro Universitario del Sur de la UdeG.
Premio “Despertador Americano” a la trayectoria: Macrina Paredes.

ITESO, Universidad Jesuita de Guadalajara
Oficina de Comunicación Institucional.

Compartir

PinIt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *